Reconciliación con Relaciones Pasadas

Día 15 Sanando el Pasado

Estimada amiga,

Hoy nos encontramos en el décimo quinto día de nuestro viaje de autoconocimiento y sanación en el programa de meditación “Permiso para Ser“. En esta jornada, exploraremos la importancia de sanar y liberar las cargas emocionales relacionadas con personas del pasado. A través de la práctica de la compasión y la liberación, podemos abrir espacio para la reconciliación y el perdón, tanto hacia nosotros mismos como hacia aquellos que fueron parte de nuestras vidas. Te invito a unirte a mí en una meditación que te guiará hacia la reconciliación con relaciones pasadas.

La Meditación: Sanando y Liberando Cargas Emocionales

Busca un lugar cómodo donde puedas sentarte con tranquilidad. Cierra los ojos suavemente y lleva tu atención a tu respiración. Siente cómo el aire entra y sale de tu cuerpo, permitiéndote relajarte cada vez más con cada exhalación.

Visualiza un río sereno que fluye frente a ti. Este río representa el flujo de tu vida y las experiencias que has vivido, incluidas las relaciones pasadas.

Imagina que sostienes en tus manos pequeñas piedras, cada una representando una relación pasada que aún llevas contigo. Estas piedras pueden simbolizar cargas emocionales, resentimientos o dolor.

Con suavidad, coloca cada piedra en el río y observa cómo el agua las lleva suavemente, alejándolas de ti. A medida que las piedras desaparecen en el flujo del río, siente cómo te liberas de las emociones negativas asociadas con esas relaciones.

Ahora, trae a tu mente a las personas involucradas en esas relaciones pasadas. Observa cómo se encuentran en la orilla del río, mirándote con comprensión y aceptación.

Repite en voz alta o en silencio:

“Me libero de cualquier apego negativo hacia estas relaciones. Elijo soltar el resentimiento y el dolor, permitiendo que el amor y la compasión fluyan en su lugar.”

Siente cómo el perdón y la compasión llenan tu ser, al igual que el agua del río fluye libremente.

La Reflexión: Liberando el Resentimiento

A medida que regresas al momento presente, lleva contigo la sensación de liberación y reconciliación que has experimentado. Abre los ojos si lo deseas y toma un momento para reflexionar. Anota en tu diario cómo te has sentido al practicar la liberación del resentimiento y la sanación de relaciones pasadas.

Hoy, te invito a seguir practicando la compasión hacia ti misma y hacia las personas involucradas en esas relaciones. Permítete soltar cualquier apego negativo y permitir que el amor fluya en su lugar.*

Con cariño y sanación,

Isabel M

Deja una respuesta