Conecta con tu abundancia

Recupera tu poder: La relación entre ser “mandona”, el merecimiento y la abundancia

¿Alguna vez te llamaron “mandona” cuando eras niña? Es un término que muchas de nosotras hemos escuchado en algún momento de nuestras vidas. Lo que quizás no sabes es que ser catalogada como mandona en tu infancia tiene una relación directa con tu merecimiento y con tu relación con la abundancia financiera y emocional. En este artículo, quiero hablarte de la abundancia y el merecimiento.

Porque sí, mujer, este condicionamiento no solo afecta tu bienestar emocional, sino también tu éxito económico y profesional. Hoy en día, muchas de nosotras anhelamos recuperar ese poder, vivirlo plenamente y sentir la libertad de ser nosotras mismas, controlando nuestras vidas desde el respeto, el amor y la autenticidad.

Según estudios citados por la campaña Ban Bossy, llamar a las niñas “mandonas” puede disuadirlas de desarrollar roles de liderazgo. Al llegar a la escuela secundaria, el 25% de las niñas muestran menos interés que los varones en participar en actividades, responder en voz alta, entre otras actividades escolares.

Es crucial que empecemos a redefinir el término “mandona” y a verlo como una cualidad positiva. Ser mandona no significa ser autoritaria o insensible. Significa ser la líder de tu propia vida, tomar decisiones conscientes y no tener miedo de perseguir lo que realmente quieres. Es hora de recuperar nuestro poder y abrazar nuestra capacidad para liderar.

Para ello, hoy quiero compartirte una conversación enriquecedora con Linda Monroy en Mujer a Mujer sobre el “Conecta con tu abundancia”. Linda nos ha dejado verdaderas joyas que te invito a saborear, abrazando la responsabilidad de crear tu propia vida.

Una de las joyas que nos ha dejado y uno de sus mantras es: “Puedes tenerlo todo”. Se acabó la escasez, tú puedes tenerlo todo, es cuestión de decidir y elegir qué quieres ahora y qué después. Priorizar.

Otro tema que hemos hablado y que me parece súper nutritivo es el de “invertir en TI”. Linda nos invita a ver la inversión en nosotras mismas como una forma de transformar y cambiar los resultados de nuestras vidas. Reconocer cómo estamos decidiendo, si desde la necesidad que viene de la escasez o desde el merecimiento, que nos lleva a la abundancia.

“Puedes tenerlo todo”.

Linda Monroy

Para finalizar, Linda nos ha compartido una herramienta para romper con tus patrones de escasez. Aquí te la resumo:

1. Pregúntate: ¿Lo que estoy viviendo, se repite? ¿Desde cuándo?

2. Reflexiona sobre cómo te hablas: ¿Dices cosas como “No puedo”, “No soy capaz”, “No me lo merezco”? O prefieres afirmaciones como “En este momento elijo…”, “Todavía no puedo, sin embargo, podré…”.

3. Observa si repites patrones: Tómate un tiempo para autoconocerte y reflexionar sobre tus orígenes.

4. Analiza tu entorno: ¿Con qué personas te rodeas?

5. Revisa tus acciones: ¿Qué estás haciendo que te lleva a repetir resultados? ¿Qué puedes hacer para cambiar los resultados?

6. Haz una autoevaluación: Reflexiona sobre tus acciones como si estuvieras viendo una película. Elogia o critícate desde el corazón, con una mirada de crecimiento y abundancia.

Ahora te invito a tomarte un tiempo para ti y tomar consciencia de que: “YO PUEDO TENER TODO, me lo merezco”.

Espero que esta reflexión te inspire y te ayude a conectar con tu abundancia. Cuéntame, ¿qué te parece?

Isabel María 🌸

Terapeuta Holística –  Coach de Equilibrio 🌿

Deja una respuesta