Un Encuentro con la Naturaleza y el Amor

Descubre la magia de unas minivacaciones en pareja en Ginebra, una experiencia enriquecedora que nos permitió conectar con la naturaleza y con nosotros mismos.

Un Viaje Inolvidable: Descubriendo la Magia de Ginebra en Pareja

Hoy, quiero compartir contigo una experiencia mágica y enriquecedora que viví junto a mi pareja en Ginebra. Durante unos días, decidimos alejarnos de la rutina y disfrutar de unas minivacaciones en pareja en la hermosa ciudad que hace dos años nos acogió. Pero, en lugar de verlo como un simple viaje, quisimos descubrir Ginebra desde una perspectiva diferente, a través de la mirada de ser pareja: Un Encuentro con la Naturaleza y el Amor.

Nuestros hijos se encontraban en España con mis padres, así que nos dimos el regalo de conectarnos con nosotros mismos y con la ciudad que tanto amamos. Ginebra nos brinda la oportunidad de encontrar parajes mágicos donde pudimos reflexionar y disfrutar de la belleza de la vida.

Encuentro de Magia en la Unión de Ríos: Rhône y Arve.

Uno de los momentos más especiales fue un paseo por el encantador El Parque de la Bâtie, conocido como “Parc La Bâtie”. A través de él llegamos hasta la “Jonction“, el punto de unión de dos majestuosos ríos: el Rhône  y el Arve.

La simbología que estos ríos representan es maravillosa. El Rhône  con sus aguas limpias y brillantes, podría compararse con la luz. Mientras que el Arve, salvaje y poderoso, sería la sombra que encierra grandes tesoros que te esperan. La unión de ambos ríos es como la magia de ser tú misma, de ser vida en tu totalidad, con luces y sombras, y abrazar cada parte de ti.

El Rhône  es un río de gran importancia en Europa, atravesando Suiza y Francia, y su curso está lleno de belleza escénica e historia. Por otro lado, el Arve, afluente del Rhône, nace en los Alpes y fluye por Ginebra antes de unirse al majestuoso río. Ambos ríos nos enseñaron que la vida está compuesta de diferentes elementos que, al unirse, crean algo único y hermoso.

Cuidando la Naturaleza.

Durante nuestro paseo por la naturaleza, también practicamos el “plogging”, una actividad sostenible que combina deporte y cuidado del medio ambiente. Nos sentimos conectados con la madre tierra y asumimos la responsabilidad de cuidar el entorno que nos rodea. Es un recordatorio importante de que debemos proteger el lugar que nos nutre y nos da vida.

Amor Propio y Autenticidad

Estos días de vacaciones en pareja nos enseñaron la importancia de darnos permiso para vivir plenamente en todas nuestras dimensiones. Ser mujer, madre, pareja, amiga y todas las versiones de nosotros mismos es un regalo que merecemos concedernos. Encontrar espacio para ser auténticos y abrazar nuestra inmensidad es un acto de amor propio que te permite florecer y compartir tu luz con el mundo.

Por eso, quiero invitarte a que, en tus próximas escapadas: explores la naturaleza, te conectes con la vida y te atrevas a ser plenamente quien eres. Recuerda siempre que ser TÚ MISMA es un acto de magia. La vida tiene mucho que ofrecer a aquellos que se atreven a abrazar su esencia.

¡Gracias por acompañarme en esta hermosa aventura y nos vemos en el próximo vlog!

¡Un abrazo a todas!

Deja una respuesta